INVENTTIA | ACTIVA LA MENTE

Blog de noticias

29 Abr 2014

Sonríe. Elévate al cuadrado.

/
Publicado por
/
Comentarios0

Hoy os pongo un ejemplo de trabajo transversal de una sesión de tutoría. Os dejo una pequeña anotación del “universo mágico” de nuestras sesiones de tutoría a Inventtia. El alumnado tiene que leer, entender y debatir sobre este tema, aprovechando una anécdota real de una clase de matemáticas. Puede parecer poco creíble pero es totalmente verídica.

El profesor tendría que empezar la sesión así:
¿Qué es la autoestima? Por los cuales todavía no se han parado a pensar en esto os pongo una definición académica:

Autoestima: Confianza, valoración y respeto por un mismo. Autoestimarse incluye el respeto por los otros, pero también tener armonía y paz interior.

Las claves para tener la autoestima elevada son:
• Asumir la responsabilidad de los sentimientos, deseos, pensamientos, aptitudes y intereses propios.
• Aceptar las cualidades personales en general.
• Actuar en consecuencia.

Los adolescentes a veces tienen la autoestima un poco baja. En la mayoría de los casos se van superando gradualmente conforme se va llegando a la etapa adulta o de madurez personal. Hoy en día, en las clases, me encuentro con muchas personas con la autoestima no por el tierra, sino bajo tierra. Y me hace pensar… ¿Qué podemos hacer los profesores al respecto de este tema? ¿Nos corresponde a nosotros levantar la moral de nuestro alumnado con dificultades personales? o por el contrario tenemos que inhibirnos?

Si me lo permitís os explico una anécdota que me ocurrió hará unos cuatro años en una clase de 4º de ESO.

Una alumna llamada Laia (nombre ficticio) le dice a su profesor de matemáticas después de intentar de manera infructuosa que le salga un ejercicio…

-Profe, por qué la gente no me suele entender cuando me dirijo a ellos? Fíjate, tú mismo muchas veces no entiendes el que te intento expresar.
– ¿Y tú por qué crees que me pasa esto?
– Porque no se explicar las cosas, es como con las mates, no son sencillas.
– ¿Puedes explicarme algo más que quieres decirme?
– No lo sé, es que soy muy negativa…Soy así, es mi carácter, soy supernegativa…Siempre lo he sido, y cada vez va a además, todo el mundo me lo dice.
– Yo no.
– Tú no lo dices pero seguro que lo piensas.
– No lo pienso porque no es cierto, tú no eres negativa.
– Yo creo que sí.
– Pues elévate al cuadrado.
-Te ríes de mí, siempre igual, todo el mundo se cachondea de mí. ¡Nadie me entiende o qué!
– En absoluto, tú y las mates sois ambas una maravilla, por eso me gusta tenerte en mi clase.
-Sí hombre, no me lo creo.
-Que sí, que va de verdad, soy privilegiado para tenerte en mi clase. Y no te imaginas hasta qué punto.
– A ver demuéstralo.
– Es muy fácil, mira… (-Laia)2 = +Laia
O el que es lo mismo: Laia negativa elevada al cuadrado es igual a Laia positiva. Y Laia positiva es igual a gran alumna y mejor persona, y a a mí esto me carga las pilas siempre que te veo.
– ¿Lo dices de verdad?
– ¿Yo te mentiría?
– No, tú no.
-Pues ya sabes, cuando te sientas negativa, elévate al cuadrado y sonríe que con tu sonrisa puedes generar alegría para ti y para toda la clase.
– ¡Qué rarito que eres profe!
– Si tú lo dices…

A mí me encantó ver como a Laia , mirándome con unos ojos enormes, esbozó una leve sonrisa e iluminó toda la clase.

Hasta aquí la anécdota. ¿Os ha gustado?

Después de leer este texto, el alumnado tiene que comenzar un debate sobre cómo nos sentimos las personas cuando estamos en situaciones similares a estas que pueden acontecer en cualquier aula. Es importante encontrar paralelismos y fomentar la participación del grupo. Y como siempre descartar la vergüenza y provocar la sonrisa entre las personas que participan en el debate.

Te propongo que hagas preguntas en los comentarios, a ver qué cosas te han venido a la cabeza cuando has leído esta historia… Recuerda que a Inventtia todos podemos participar, y que nuestro trabajo sin ti no tiene sentido. ¿A que esperas para decir la tuya?

Escribir comentario