INVENTTIA | ACTIVA LA MENTE

Blog de noticias

13 Oct 2014

Con amabilidad, por favor.

/
Publicado por
/
Comentarios0

Hace unos días contemplé un accidente leve de tráfico. Estaba en un paso de cebra esperando para cruzar la calzada. Una conductora frena y me cede el paso. Un conductor que viene detrás no se percata y la golpea por detrás mientras yo estoy cruzando por el paso de peatones.

En ese momento pienso: «Vaya, qué mala suerte, espero que no se hayan hecho daño». Me siento un poco culpable pues si yo no hubiese estado allí la mujer no hubiese parado, pero en un instante abandono esa idea. Mi responsabilidad es nula. He hecho lo que tenía que hacer, esperar y cuando un vehículo ha parado y me ha cedido el paso, pasar. Sin más.

Ahora viene lo bueno. El hombre responsable del golpe, pues golpea por detrás, baja la ventanilla y al ver que la mujer sale del coche le dice:

-Perdóname por favor, no he visto que frenabas. Si quieres paramos los coches y hacemos un parte amistoso.
La mujer le contesta:
-Espera un momento, voy a ver como está el coche. ¿Tú estás bien?
-Sí, ¿y tú?

La conductora mira el coche, el cual no tiene ni un rasguño, ya que lo tenía parado y desfrenado mientras yo cruzaba y el golpe ha desplazado el coche un metro hacia adelante de tal forma que el vehículo ha absorbido el impacto con su desplazamiento sin mayor consecuencia. Abre el maletero, lo cierra. Comprueba que todo está en orden. Vuelve a abrir, vuelve a cerrar, vuelve a mirar. Afortunadamente todo está en su sitio.

Yo contemplo la escena aún pensando que parece mentira que no haya pasado nada y que hoy es nuestro día de suerte cuando oigo que la mujer le dice al hombre, que sigue dentro de su coche:

– Oye todo está bien, por mi parte podemos dejar las cosas así.¿Qué me dices?
– Perfecto, gracias por ser tan amable y perdona de nuevo.
– Hasta luego
– Adiós

Por supuesto, a mi no me han visto, no me han dicho nada, ni falta que hacía. Pero me han alegrado el dia. Me han hecho pensar en lo bonito que es el mundo cuando la gente es amable, cuando la gente se respeta y cuando la gente sabe estar en su sitio. Y yo que pensaba que se liarían a gritos. Será porque eso es lo que hace alguna cadena privada de televisión tipo «Tele-cinco» y sus secuaces… será porque eso es lo que nos venden en la televisión, la agresividad, la falta de educación, el egoísmo, la picaresca, el trapicheo, la corrupción…

Y no es cierto, también hay gente amable, considerada, respetuosa, generosa, gente que no busca la polémica, sino la cordialidad.

Al hilo os dejo un video que me hace sonreír, porque nos presenta una hipotética situación en la cual se nos demuestra que la amabilidad siempre genera un impulso favorable, y que si uno es amable tiene mucho a ganar y poco que perder. Porque se genera una energía positiva que hace que todos salgamos beneficiados.

Su nombre es Kindness Boomerang. No hace falta decir nada más. A mi me parece precioso. ¿Y tú qué opinas al respecto?

Escribir comentario