INVENTTIA | ACTIVA LA MENTE

Blog de noticias

6 Oct 2014

Orientación para el «Treball de Recerca» (I)

/
Publicado por
/
Comentarios0

Empezamos aquí una serie de entradas con el objetivo de ayudar a reducir la sensación de algunas personas de no tener ni idea de qué «Treball de Recerca», de ahora en adelante «TR», pueden realizar. Y por otro lado animar a quien ya lo saben, pero no están seguros de poder hacerlo.

A menudo en Inventtia los alumnos solicitan orientación en lo referente al TR a hacer en 2º de Bachillerato. Algunos tienen una primera idea pero no están seguros de si será provechosa y la incertidumbre los inquieta. Otros no saben que van a hacer y pretenden que el profesorado los sugiera temas. En otros casos hay estudiantes que saben qué quieren hacer y lo único que buscan es que se los anime a comenzar el trabajo. Otros tienen ideas, la extensión de las cuales va más allá del que es un trabajo de investigación a este nivel, hecho que precisaría de un esfuerzo que difícilmente se puede llevar a cabo en un curso escolar. Y por fin otros plantean ideas brillantes que con un buen asesoramiento se plasman en trabajos excelentes.

La orientación para el TR es un tema apasionante. Con frecuencia ves trabajos que te muestran la capacidad que tiene nuestro alumnado de llevar a buen puerto grandes proyectos. Es entonces, cuando ves que el estudiante ha conseguido superar las dificultades, cuando le miras a los ojos, le sonríes y tienes unas ganas enormes de decirle que ha conseguido emocionarte. No puedes evitar pensar en lo especial que ha sido animarle a que aplique los conocimientos adquiridos durante su etapa escolar para darle un empujón a su TR. Aquí podemos divisar su ilusión, su aspiración, aquello que le nutre, que le apasiona.

Esta es la primera de varias entradas que giran en torno al TR. En ellas intentaremos expresar lo que creemos que tiene que ser un buen trabajo y como hacerlo.

Cómo es lógico hay que empezar por la génesis. La idea primigenia que nos lleva a querer desarrollar un determinado trabajo y no otro. Y aquí es donde entra el potencial creativo de cada persona. La mayoría de las personas suelen tener dudas a la hora de plantear y empezar a hacer un trabajo de este tipo.

La idea número 1 viene a decir lo siguiente:

Cada estudiante tiene que confiar en su capacidad de crear. Tiene que seguir su intuición y realizar un trabajo sobre algo que le apasione, que le haga vibrar. De esta forma se puede obtener el resultado adecuado. Estos trabajos son una carrera de fondo, y hay que pensar en objetivos y diseñar un plan por etapas. Si haces un trabajo buscando únicamente la calificación, pero lo que haces no te llena, te puedes acabar «quemando» y por lo tanto no disfrutar. En cambio si haces un TR pensando en aquello que te apasiona y no pensando en la nota final, el más probable es que tu calificación sea superior, o como mínimo la más alta posible dentro de tus posibilidades.

Para profundizar más en el tema de la creatividad, os dejo un vídeo del programa “Redes”, donde Eduard Punset entrevista a Ken Robinson, quien cita textualmente «Todos tenemos talento si sabemos descubrirlo». Una maravilla. Os lo puedo asegurar.

Pero antes del video, dos “sencillas” preguntas: ¿De qué harás el TR? ¿Cómo lo harás?

 

 

Escribir comentario